Consejos de ahorro para comercios y restauración ante el cierre por COVID-19

La actual situación de alarma y confinamiento ha provocado que los establecimientos comerciales y de restauración no esenciales deban estar cerrados.

A fin de ajustar el gasto energético a esta nueva situación, proponemos las siguientes recomendaciones generales:

Vaciar i desconectar las neveras.
  • La mayoría de alimentos refrigerados caducaran antes del fin del periodo de alarma, por lo que es preferible donarlos a instituciones benéficas o a familiares.
  • En el caso de alimentos de larga duración, juntar-los todos bien empaquetados en una misma nevera.
  • Una vez vacías y desconectadas, limpiar el interior y dejar la puerta de las neveras abierta, para evitar humedades y malos olores.
  • Los botelleros y neveras con bebidas no es necesario que estén en funcionamiento. Pueden dejarse llenas, pero apagadas y con la puerta abierta.

Revisar los congeladores.

  • Los congeladores sin etiqueta energética, y los que acumulan hielo en las paredes, pueden llegar a consumir más de 30€ al mes.
  • Por lo tanto, valorar si vale la pena conservar lo que guardamos en ellos. En ese caso, intentar juntar toda la comida en un solo congelador, el mas nuevo o que esté en mejor estado.
  • Los congeladores que se desconecten, limpiarlos y dejarlos abiertos.
Otros equipos eléctricos.
  • Desconectar completamente aquellos aparatos no imprescindibles: TPV, televisiones, equipos de música, máquina de tabaco, tragaperras…, evitando que se queden en standby.
  • Desenchufar los termos eléctricos.
  • Desconectar completamente la iluminación exterior: escaparates, carteles…
  • En general, la mayoría de equipos se pueden desconectar bajando las PIAs en el cuadro eléctrico, lo que evita tener que moverlos para buscar el enchufe.
Equipos de gas.
  • Desconectar completamente, en caso de tener suministro eléctrico.
  • Cerrar las llaves de gas, para evitar fugas.
Agua.
  • Cerrar la llave de paso principal para evitar fugas.
  • En caso de que sea necesario disponer de agua para riego u otras funciones, valorar el cierre parcial. Tener en cuenta la antigüedad de las llaves de paso, ya que frecuentemente un intento de manipulación genera una fuga. Evitar tocarlas en caso de duda.
Controlar que en todo caso se quedan en funcionamiento:
  • Neveras y congeladores con comida.
  • Alarma.
  • Persiana motorizada.
Valorar opciones a nivel contractual.
  • Aplazamiento de los recibos de gas, electricidad y, en determinadas compañías, de agua.
  • Reducción temporal de la potencia contratada.
  • En los casos en los que se pueda parar absolutamente todos los equipos, valorar la suspensión del contrato.

No duden en contactar con DinamE para asesorarse y realizar los trámites pertinentes, en caso de estar interesados.

Mucha salud para todos!

Etiquetas: , , , ,

Los comentarios están cerrados.