Entradas con la etiqueta ‘Normativa energética’

La eficiencia energética, criterio cualitativo en las licitaciones públicas

Jueves, 8 de Marzo de 2018

La nueva Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, que entra en vigor el 9 de marzo de 2018, incorpora por primera vez la eficiencia energética como uno de los criterios cualitativos que el órgano de contratación puede establecer para adjudicar una licitación.

El artículo 145 de la nueva Ley de Contratos del Sector Público contempla, por primera vez, la inclusión de “las características medioambientales” como uno de los aspectos a tener en cuenta en los criterios cualitativos de adjudicación. Estas características medioambientales podrán referirse, “entre otras, a la reducción del nivel de emisión de gases de efecto invernadero; al empleo de medidas de ahorro y eficiencia energética y a la utilización de energía procedente de fuentes renovables durante la ejecución del contrato; y al mantenimiento o mejora de los recursos naturales que puedan verse afectados por la ejecución del contrato”.

Estos criterios relacionados con la calidad deberán representar, al menos, el 51 por ciento de la puntuación asignable en la valoración de las ofertas presentadas en todos los contratos de servicios del Anexo IV de la Ley, así como en los contratos que tengan por objeto prestaciones de carácter intelectual, como los servicios de ingeniería y arquitectura.

La nueva Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, que entra en vigor el 9 de marzo de 2018, incorpora por primera vez la eficiencia energética como uno de los criterios cualitativos que el órgano de contratación puede establecer para adjudicar una licitación.


El artículo 145 de la nueva Ley de Contratos del Sector Público contempla, por primera vez, la inclusión de “las características medioambientales” como uno de los aspectos a tener en cuenta en los criterios cualitativos de adjudicación. Estas características medioambientales podrán referirse, “entre otras, a la reducción del nivel de emisión de gases de efecto invernadero; al empleo de medidas de ahorro y eficiencia energética y a la utilización de energía procedente de fuentes renovables durante la ejecución del contrato; y al mantenimiento o mejora de los recursos naturales que puedan verse afectados por la ejecución del contrato”.

Estos criterios relacionados con la calidad deberán representar, al menos, el 51 por ciento de la puntuación asignable en la valoración de las ofertas presentadas en todos los contratos de servicios del Anexo IV de la Ley, así como en los contratos que tengan por objeto prestaciones de carácter intelectual, como los servicios de ingeniería y arquitectura.

Publican una guía para entender los aspectos de la Eficiencia Energética del Winter Package

Miércoles, 11 de Octubre de 2017

El European Council for an Energy Efficient Economy (ECEEE) (www.eceee.org) ha publicado una guía que pretende aclarar los aspectos relacionados con la eficiencia energética que aparecen en el Paquete de Energía Limpia de la Comisión Europea.

El nuevo documento, titulado “Your guide to understanding energy efficiency in the European Commission’s Clean Energy Package”, está centrado principalmente en dos de las directivas que actualmente se encuentran en proceso de revisión: la Directiva sobre Eficiencia Energética (EED) y la Directiva sobre Rendimiento Energética de los Edificios (EPBD), normativas clave para alcanzar los objetivos de ahorro energético de la Unión Europea.

La guía, enmarcada en la serie “Steering through the maze” -A través del laberinto-, ayudará al lector a entender el proceso de aprobación de los aspectos relacionados con la eficiencia energética, explicando los principales elementos de dicho proceso y los puntos que se están revisando en ambas directivas. La guía también aclara en qué momento de dicho proceso de aprobación nos encontramos y cuándo está previsto que finalice.

Los focos halógenos ya no podrán ser comercializados en la UE

Jueves, 1 de Septiembre de 2016

Desde hoy, 1 de septiembre, los fabricantes de iluminación ya no podrán desarrollar ni comercializar los focos halógenos, en cumplimiento de la normativa europea que pretende sustituir todo tipo de lámparas halógenas por nuevas tecnologías de iluminación más eficientes. Sin embargo, hasta el 1 de septiembre de 2018 podrán ser adquiridas las bombillas que las tiendas tengan en stock.

Por este motivo, las dificultades para encontrar recambios serán cada vez mayores, siendo recomendable su sustitución por luminarias de tecnología LED, que gracias a su menor consumo (hasta un 80% inferior) y su mayor durabilidad, pueden ser rápidamente amortizadas.

Como asesores independientes de cualquier fabricante, no dude en consultarnos para encontrar la mejor solución técnica y financiera.

Publicado el RD 56/2016 referente a la obligatoriedad de realizar auditorías energéticas en empresas

Domingo, 14 de Febrero de 2016

El pasado día 13 de febrero se publicó en el Boletín Oficial del Estado el R.D. 56/2016 referente a la obligatoriedad de realizar auditorías energéticas, siendo este una transposición parcial más de la Directiva Europea 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética.

A modo de resumen, el Real Decreto detalla los siguientes puntos:

¿A qué empresas afecta el real decreto?

  • La auditoría energética es de aplicación para grandes empresas, consideradas aquellas que tengan más de 250 trabajadores y/o tengan un volumen de negocio que exceda de 50 millones de euros y un balance general que exceda de 43 millones de euros.
  • De igual modo, será de aplicación a los grupos de sociedades, obligados a formular las cuentas anuales y el informe de gestión consolidados según lo establecido en el artículo 42 del Código de Comercio.
  • Quedan excluidas las PYMES y microempresas.
  • Las grandes empresas deberán realizar una auditoria energética cada 4 años a partir de la fecha de la anterior auditoria energética.

¿Cuándo y dónde se debe presentar la auditoria?

  • Las empresas obligadas disponen de un plazo de 9 meses para presentar la primera auditoria energética. Plazo máximo, el 14 de Noviembre de 2016.
  • La auditoría deberá presentarse al Registro Administrativo de Auditorias Energéticas del Ministerio de Industria, por parte de la empresa o grupo de sociedades.
  • Se dispone de tres meses tras la finalización de la auditoria para ser registrada.

¿Cómo se justifica el cumplimiento del Real Decreto?

  • Para justificar el cumplimiento de las obligaciones que establece el Real Decreto, las empresas o grupos sociales obligados podrán utilizar alguna de las dos alternativas siguientes:
    • Realizar una auditoria energética según se establece en el artículo 3 apartado 3, del mismo Real Decreto, y que resumimos en el punto siguiente.
    • Aplicar un sistema de gestión energética o medioambiental, certificado por un organismo independiente según las normas europeas o internacionales (como la ISO 50001), siempre que incluya una auditoria energética conforme a lo indicado en el Real Decreto.
  • Si la empresa tiene una Certificación de Eficiencia Energética de acuerdo al RD 235/2013 tan solo cubrirá la parte de edificación, siempre y cuando incluya recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética. Por lo tanto, dicho certificado será considerado equivalente a una auditoria en la mayoría de empresas del sector terciario.

¿Cómo debe ser la auditoria energética?

  • La auditoría energética debe cubrir el 85% de la energía total consumida, del conjunto de las instalaciones ubicadas en el territorio nacional, y que formen parte de las actividades industriales, comerciales y de servicio.
  • La auditoría energética deberá basarse en datos operativos actualizados, medidos y verificables.
  • La auditoría debe ser representativa y fiable para poder determinar las oportunidades de mejora más significativas.
  • El transporte, tanto dentro de las instalaciones como las flotas de vehículos, deberán ser recogidos en la auditoria.
  • Se reflejaran los cálculos detallados y validados para las medidas propuestas, facilitando información clara sobre el potencial ahorro
  • Los datos empleados en las auditorías energéticas, deberán poderse almacenar para análisis históricos y trazabilidad del comportamiento energético.
  • Las empresas o grupos de sociedades deben conservar la auditoria energética en vigor y ponerla a disposición de las autoridades competentes para inspección o cualquier otro requerimiento
  • Las empresas y grupos de sociedades serán responsables de actualizar la información contenida en sus auditorías, para ser recogida en el Registro Administrativo de Auditorías Energéticas; este registro será público y gratuito.

¿Qué requisito deben cumplir los auditores?

  • Los auditores deben acreditar una cualificación técnica adecuada, de acuerdo con el Capítulo III del Real Decreto, bien mediante titulación o experiencia previa.

¿Hay sanciones por incumplimiento?

  • El incumplimiento de este Real Decreto puede suponer sanciones hasta 60 millones de euros.

Si tiene dudas acerca de la afectación del Real Decreto sobre su empresa, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Disponemos de la cualificación y conocimientos para que el cumplimiento de la nueva normativa se convierta en una oportunidad para mejorar la competitividad de su empresa y reducir costes.

Acceda directamente a la publicación en el BOE del RD 56/2016:

https://www.boe.es/boe/dias/2016/02/13/pdfs/BOE-A-2016-1460.pdf

2015: Plazo límite para desarrollar auditorías energéticas en grandes empresas.

Viernes, 9 de Enero de 2015

Próximamente será publicado el Real Decreto en el que se traspone la normativa 2012/27/UE, sobre eficiencia energética, una de las normas que se aprobaron para asegurar el cumplimiento de los objetivos de clima y energía de la Unión Europea para 2020.

Uno de los puntos destacados que nos encontramos en el Real Decreto es la obligación para las grandes empresas a someterse a una auditoría energética, a más tardar el 5 de diciembre de 2015, y luego, como mínimo, cada cuatro años; y que la contabilidad individualizada de consumos (calor, frío y ACS) sea obligatoria para todas las instalaciones térmicas a partir del 1 de enero de 2017.

La auditoría podrá ser justificada o sustituida por la implantación de un sistema de gestión energética  según la norma ISO 50001, donde ya se considera la realización de una auditoría energética.

Las auditorias Energéticas realizadas deberán cubrir al menos al 85% del consumo de energía del conjunto de instalaciones propiedad de la empresa por cada Comunidad Autónoma, y deberán realizarse de acuerdo con la serie de normas UNE EN 16247.

En DinamE disponemos de la experiencia y titulaciones para afrontar el cumplimiento de la normativa. Contáctenos para más información.

El Gobierno obliga a la obtención del certificado de eficiencia energética para vender o alquilar, e impulsa la rehabilitación.

Martes, 9 de Abril de 2013

Fuente: IDAE, 5 de abril de 2013.

El Consejo de Ministros ha aprobado una serie de medidas para mejorar el estado de conservación, la accesibilidad, la calidad, la sostenibilidad y la eficiencia energética del parque de viviendas y contribuir a la reconversión y reactivación del sector de la construcción. Este cambio de política de vivienda incluye medidas para la rehabilitación, la renovación urbana y el alquiler de viviendas. Además, se transponen dos directivas europeas sobre certificación de eficiencia energética y se apoyan con un plan de ayudas para apoyar las actuaciones que mejoren la eficiencia energética y la implantación de las energías renovables en los edificios que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del IDAE, lanzará próximamente.  

 Programa de rehabilitación energética de viviendas del IDAE 

Con el fin de mejorar el estado de conservación de los edificios de viviendas, su seguridad, habitabilidad, salubridad y accesibilidad, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), pondrá en marcha próximamente un programa específico de ayudas y financiación para facilitar la ejecución de medidas de mejora de la eficiencia energética y la utilización de las energías renovables.

Con una dotación de 100 millones de euros, este programa busca promover la realización de medidas de ahorro y eficiencia sobre la envolvente y las instalaciones térmicas de los edificios existentes de uso residencial, y la incorporación de energías renovables (biomasa y geotermia, principalmente). 

Podrán ser beneficiarios de las ayudas o de la financiación de este programa las comunidades de propietarios de edificios residenciales de uso vivienda, las comunidades de bienes de los propietarios de edificios de viviendas no divididas horizontalmente y las personas físicas propietarias de un edificio de viviendas unifamiliar.

Obras subvencionables

Se considerarán actuaciones susceptibles de ayuda las actuaciones integrales en edificios de viviendas siempre que comprendan una o varias de las siguientes medidas que mejoren la calificación energética del edificio o viviendas afectadas.

a) Mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica de los edificios de viviendas existentes

b) Mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas de los edificios de viviendas existentes

c) Sustitución de energía convencional por biomasa en las instalaciones de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria de los edificios de viviendas existentes

d) Sustitución de energía convencional por energía geotérmica en las instalaciones de calefacción, refrigeración y producción de agua caliente sanitaria de los edificios de viviendas existentes.

La dotación económica del plan se repartirá equitativamente entre las cuatro tipologías de actuaciones anteriores. 

Los mecanismos de apoyo a los proyectos y actuaciones de ahorro y eficiencia energética e incorporación de energías renovables en los edificios de uso residencial comprenden la concesión de ayudas públicas directas y/o préstamos reembolsables, según la naturaleza del proyecto.

 Certificado energético para alquilar o comprar

Dentro de esta política de apoyo a la vivienda y rehabilitación, y dando cumplimiento a la normativa comunitaria, el Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto para trasponer a la normativa española el procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de los edificios. 

La normativa, que ya existe en España para los edificios de nueva construcción desde el RD 47/2007 del 19 de enero, establece que a partir de 1 de junio de 2013 será obligatorio poner a disposición de los compradores o arrendadores de edificios o de parte de los mismos (siempre que los alquileres tengan una duración superior a cuatro meses), un certificado de eficiencia energética. 

Este certificado evaluará la eficiencia energética del inmueble (edificio entero o parte del mismo), otorgándole una calificación en una letra que variará de la A a la G. El documento tendrá una validez de 10 años. Además de la información objetiva sobre sus características energéticas, el certificado deberá incluir recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética del inmueble. El objetivo de la medida es fomentar el ahorro y la eficiencia, así como que se pueda valorar y comparar los edificios, con el fin de favorecer la promoción de aquellos que tengan alta eficiencia y las inversiones en ahorro de energía.

Proyecto de Real Decreto para la Certificación de Edificios

Sábado, 2 de Febrero de 2013

El pasado jueves 31 de enero se presentó al Consejo de Estado el Proyecto de Real Decreto para la Certificación Energética de Edificios.

Se estima que, dado que se trata de la transposición de una Directiva de carácter obligatorio, el Consejo de Estado emitirá su dictamen por la vía de urgencia en un plazo de unas dos o tres semanas, para posteriormente ser elevado al Consejo de Ministros y ser aprobado para su correspondiente publicación en el BOE.

Mediante este Real Decreto se transpone parcialmente la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo de 2010, en lo relativo a la certificación de eficiencia energética de edificios, refundiendo el Real Decreto 47/2007, de 19 de enero, con la incorporación del Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios existentes, teniendo en consideración además la experiencia de su aplicación en los últimos cinco años.

El Real Decreto establecerá la obligación de poner a disposición de los compradores o usuarios de los edificios un certificado de eficiencia energética que deberá incluir información objetiva sobre las características energéticas de los edificios. De esta forma se podrá valorar y comparar su eficiencia energética, con el fin de favorecer la promoción de edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en ahorro de energía.

Publicación de la Directiva 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética.

Sábado, 17 de Noviembre de 2012

El Parlamento Europeo acaba de publicar el texto de la Directiva Europea 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, relativa a la eficiencia energética, por la que se modifican las Directivas 2009/125/CE y 2010/30/UE, y por la que se derogan las Directivas 2004/8/CE y 2006/32/CE.

De acuerdo con esta nueva directiva que fue aprobada el 25 de octubre de este año se obliga a los estados miembros a renovar un mínimo de edificios públicos e impone auditorías energéticas a las grandes empresas. Las compañías energéticas también tendrán que presentar planes de ahorro. Se estima que la reducción del consumo energético de la UE en un 20% puede ahorrar cerca de 50.000 millones de euros al año.

Renovación de edificios

La directiva obligará a los Estados miembros a renovar el 3% de la superficie total de “edificios con calefacción y/o frío ocupadas por sus propietarios del gobierno central” (departamentos administrativos cuyas responsabilidades abarcan todo el territorio de un Estado miembro).

Sería el caso de edificios con una “superficie útil total” de más de 500 m², y a partir de julio de 2015, de más de 250 m². Sin embargo, los Estados miembros también podrán utilizar medios alternativos para lograr ahorros de energía equivalentes, por ejemplo, una profunda renovación.

Esquemas de eficiencia energética para empresas energéticas

Las compañías de energía cubiertas por la directiva tendrían que alcanzar un “objetivo acumulado del uso final de ahorro de energía” para el año 2020. Este objetivo tendría que ser al menos equivalente a la consecución de nuevos ahorros, cada año, desde 2014 hasta 2020, del 1,5% de las ventas anuales de energía a clientes finales, por volumen, con un promedio durante el último período de tres años antes de que la Directiva entre en vigor.

Las ventas de energía utilizada en el transporte podrían ser excluidos y las formas alternativas para lograr ahorros de energía equivalentes estaría permitidos, siempre que se mantenga la equivalencia.

Auditorías energéticas

Todas las grandes empresas tendrán que someterse a una auditoría energética. Estas auditorías necesitarían comenzar dentro del plazo de tres años de la entrada en vigor de la directiva y debe llevarse a cabo cada cuatro años por expertos cualificados y acreditados.

Facturación del consumo real para los clientes

Para ayudar a los clientes a ahorrar energía, los proveedores tendrán que garantizar, antes del 1 de enero de 2015, que la información de facturación es correcta y se basa en el consumo real. Las facturas llegarían, al menos dos veces al año, o tres meses, previa solicitud.

Promover la eficiencia en la calefacción y la refrigeración

Los Estados miembros tendrían que llevar a cabo y comunicarán a la Comisión una “evaluación exhaustiva”, para diciembre de 2015, del ámbito de aplicación de la cogeneración de alta eficiencia y la calefacción y refrigeración urbana eficientes. A los efectos de esta evaluación, los Estados miembros tendrían que llevar a cabo un análisis de costo-beneficio – una propuesta presentada por los diputados – que cubre su territorio sobre la base de las condiciones climáticas, la viabilidad económica y la idoneidad técnica.

Líneas de financiación

Los eurodiputados también propusieron el establecimiento de líneas de financiación para las medidas de eficiencia energética. Los Estados miembros deben facilitar el establecimiento de estas facilidades o el uso de las ya existentes.

Objetivos de la UE y nacionales

La Directiva establece medidas comunes para garantizar que la UE avanza hacia su objetivo principal de reducir el uso de energía un 20% menos en 2020. Cada Estado miembro establecerá sus propios objetivos y presentará un plan de acción nacional de eficiencia cada tres años, en 2014, 2017 y 2020. La Comisión Europea tendría que evaluar, en junio de 2014, los progresos realizados.

El Parlamento Europeo da luz verde a la Directiva sobre ahorro energético en edificios públicos y grandes empresas

Miércoles, 12 de Septiembre de 2012

Fuente: Servicio de prensa del Parlamento Europeo. 11-09-2012.

 

El Parlamento Europeo ha adoptado en sesión plenaria una nueva directiva sobre eficiencia energética que obliga a renovar un mínimo de edificios públicos e impone auditorías energéticas a las grandes empresas. De acuerdo con la nueva normativa, acordada con el Consejo, las compañías energéticas también tendrán que presentar planes de ahorro. Se estima que la reducción del consumo energético de la UE en un 20% puede ahorrar cerca de 50.000 millones de euros al año.

Los Estados miembros deberán transponer esta nueva ley europea en un año y medio.

Durante el debate celebrado esta mañana, el ponente, Claude Turmes (Verdes/ALE, Luxemburgo), señaló que “esta legislación no solo es esencial para lograr nuestros objetivos de cambio climático y seguridad energética, sino que también dará un impulso a la economía y ayudará a crear puestos de trabajo. Asimismo, reducirá los costes crecientes de las importaciones energéticas, que en 2011 ascendieron a 488.000 millones, lo que equivale al 3,9% del PIB de la UE”. La directiva fue aprobada con 632 votos a favor, 25 en contra y 19 abstenciones.

Renovación de edificios públicos

Esta nueva ley europea exige a los gobiernos nacionales renovar cada año el 3% de la superficie total de “los edificios con calefacción y/o sistema de refrigeración que tenga en propiedad y ocupe su administración central”.

Esta medida se aplicará a los edificios con una superficie útil de más de 500 metros cuadrados y, a partir de julio de 2015, a los de más de 250 metros cuadrados. Los Estados miembros también podrán recurrir a métodos alternativos para lograr un ahorro energético equivalente.

Planes de ahorro para compañías energéticas

Los países de la UE deberán imponer a las compañías energéticas en su territorio un porcentaje de “ahorro de energía acumulado” mínimo para 2020. Dicho ahorro no podrá ser inferior al 1,5% de las ventas anuales de energía a clientes finales entre 2014 y 2020.

Las ventas de energía destinada al transporte pueden quedar excluidas y también se podrá recurrir a métodos alternativos, siempre que el ahorro energético logrado sea equivalente.

Auditorías energéticas

Las grandes empresas tendrán que someterse cada cuatro años a una auditoría energética. Las auditorías se iniciarán tres años después de la entrada en vigor de la directiva y correrán a cargo de expertos acreditados en el ámbito de la energía. Las pymes quedarán excluidas.

Financiación

La directiva anima a los Estados miembros y a las regiones a hacer un uso pleno de los Fondos Estructurales y del Fondo de Cohesión para incentivar la inversión en medidas de eficiencia energética. El Fondo Europeo Agrícola y el Fondo Europeo de Eficiencia Energética también pueden servir para costear las medidas de ahorro energético contempladas en la directiva. Los países de la UE deben fomentar el empleo de estos y otros mecanismos de financiación.

La incandescencia ya es historia.

Lunes, 3 de Septiembre de 2012

Desde el 1 de septiembre entra en vigor la normativa de eficiencia energética de la Unión Europea que exige a los fabricantes de bombillas no distribuir más en el mercado lámparas incandescentes. El objetivo es retirar progresivamente las bombillas incandescentes del mercado y sustituirlas por sistemas de iluminación eficientes, como los LED, que ahorran energía, son más duraderos y respetuosos con el medio ambiente.

Estamos viviendo un momento histórico. Desde que se presentó el revolucionario invento de Thomas Alva Edison en 1879, la bombilla incandescente se ha introducido en la mayor parte de los hogares del mundo. Sin embargo, desde su creación, la evolución tecnológica ha sido prácticamente nula. Actualmente, la tecnología LED supone una revolución comparable al que supuso la llegada de la luz artificial a finales del siglo XIX.

Sustituir las bombillas incandescentes por fuentes de iluminación eficientes (como los LED o las lámparas de bajo consumo) ofrece ahorros energéticos de hasta un 90%. El 95% de la energía que consume una bombilla incandescente se traduce en calor. Solo el 5% se convierte en luz. Esto hace que la incandescencia sea altamente ineficiente y de ahí la retirada de las mismas. El objetivo de la UE es que en 2020 se consiga un ahorro de electricidad equivalente al consumo anual de 11 millones de hogares.

Con la entrada en vigor de esta directiva y la progresiva retirada de las bombillas incandescentes, las soluciones de iluminación con tecnología LED toman relevancia como alternativa eficiente para el alumbrado, no sólo de los hogares y empresas, sino también de las ciudades. La tecnología LED presenta grandes ventajas frente a la incandescencia, como una durabilidad de 25.000 a 45.000 horas (15-30 años) frente a las 1.000 horas de las bombillas tradicionales y un ahorro energético de más del 80%, no contienen radiación IR, UV, ni metales pesados como el mercurio, facilitando el reciclaje. Todas estas ventajas, no están reñidas con la calidad de la luz que ofrecen estas bombillas, que resulta vibrante en color y uniforme en su distribución. Al mismo tiempo, los LED son regulables tanto en intensidad como en color, permitiendo crear gran cantidad de efectos y personalizar los ambientes según las necesidades del momento y los gustos del usuario. La regulación de la intensidad también permite obtener ahorros energéticos adicionales.

Otra de las ventajas de los LED es que no emiten calor, a diferencia de otras fuentes de luz, reduciendo los costes derivados de la refrigeración de los espacios donde está instalada y aumentando la seguridad (son fríos al tacto) para instaladores y niños. El calor emitido por otras fuentes de iluminación puede dañar objetos como pinturas o madera.